fbpx

La crónica más triste de los últimos tiempos de la selección ecuatoriana

Los ecuatorianos aún no pueden entender que fue lo que pasó con su selección. ¿Por qué no se logró la clasificación al Mundial? ¿Qué pasó en el proceso de las Eliminatorias? ¿Qué cambió en este proceso? Preguntas que surgen al no lograr la tan anhelada clasificación luego de un inicio de Eliminatorias de ensueño.

Esta es quizás la crónica más triste de los últimos tiempos de la selección ecuatoriana, con un inicio inesperado e inimaginable, cuando la tricolor estaba prácticamente sepultada por propios y extraños a razón de los malos resultados, sorprendió con un inicio fantástico en su camino a Rusia 2018.

Todo hacía indicar que los malos resultados quedaron atrás y que un nuevo horizonte resplandeciente comenzaba a verse. Los ecuatorianos empezaban las eliminatorias cosechando una victoria (0-2), derrotando a domicilio a una poderosa selección argentina comandada por el mejor jugador del mundo Leonel Messi, pero esto no fue impedimento para que la tricolor logre tremenda hazaña.

Este resultado estaría acompañado de una seguidilla de victorias, en la segunda fecha le ganaría a Bolivia en Quito (2-0), en la tercera fecha haría lo mismo con una dura y siempre complicada selección uruguaya ganando (2-1), en la cuarta fecha visitaría a una débil Venezuela y se llevaba el encuentro con un resultado de (1-3), ya en la quinta fecha empataría con la dura selección paraguaya (2-2). Así esta selección que nadie confiaba, logró sorprender a propios y extraños y en las primeras cinco fechas la selección ecuatoriana se mantenía invicta y liderando la tabla de las eliminatorias con 13 unidades.

Pero el declive empezaría una fecha antes del receso por la Copa América Centenario, donde visitó a la Colombia de James y compañía, quienes lograron parar la sorprendente campaña que llevaba hasta ese entonces la selección ecuatoriana que perdería por un marcador de (3-1).

El fútbol es un deporte que no tiene lógica, cada encuentro es diferente y cuando menos se espera, viene lo sorprendente.

La sorpresa llegaría para la segunda parte de las Eliminatorias, luego de la Copa América, Ecuador no encontraría el rumbo, a la tricolor le había llegado el ocaso, se encontraba con un barco sin capitán, sin horizonte y de los 12 encuentros que le quedaba por enfrentar en estas Eliminatorias tan solo lograría 2 triunfos y 1 empate.

Faltando tres fechas el equipo ecuatoriano llegaría con chances de clasificar con 20 puntos, con la esperanza de levantar cabeza y conseguir los 9 puntos en disputa (6 de local y 3 de visita). Ecuador recibiría en el imponente Estadio Atahualpa a una Selección Peruana que llegaba en alza (con 3 partidos sin perder en eliminatorias). Perú logró la hazaña, ganar a Ecuador en Quito dejándolo con pocas posibilidades de llegar a Rusia 2018.

Luego en su visita  a Chile, un gol de Alexis Sánchez sepultaría por completo las esperanzas de Ecuador de llegar nuevamente al Mundial, la tricolor perdería (2-1) en Santiago. Ya con nada que perder más que la dignidad, Argentina se cobraba la derrota sufrida en el Monumental de River y derrotaría a una selección plagada de caras nuevas, con un triplete del mejor jugador del encuentro –Hasta ese momento duramente criticado, como se analiza en esta nota– Leonel Messi.

De los 20 puntos que la selección ecuatoriana logró cosechar en este proceso tan solo se consiguiron 7 unidades luego de la Copa América.

Lejos de quedarse en el abismo lamentándose por la mala campaña y pensando en si se hacía esto o lo otro para lograr la clasificación, Ecuador debe analizar qué fue lo que se hizo mal y debe trabajar mucho en su renovación generacional para volver a estar en la máxima cita mundialista lo antes posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *