fbpx

La NCM, el nuevo tridente ofensivo que se insinúa histórico

La víctima, el Anderlecht, el escenario, el Estadio Constant Vanden Stock, ubicado en Bruselas – Bélgica, el victimario, el PSG… Esta puede ser una de las tantas formas de abordar la historia que se escribió el último miércoles en el segundo día de la jornada 3 de la fase de grupos de la Champions League entre el Anderlecht y el PSG.

El Arderlecht fue un rival bravo, que no se venía a menos ni se doblegó ante la superioridad de los franceses quienes la demostraron masacrando al voluntarioso y bien sentado Anderlecht.

El PSG masacró al Anderlecht

Pero dejemos a un lado la buena voluntad del Anderlecht y vayamos con el PSG y la tripleta Neymar, Cavani y Mbappé. El nuevo tridente ofensivo que se insinúa histórico y la masacre de la que fueron protagonistas.

Desde el inicio del compromiso el estadio estaba impregnado de un olor a masacre y solo hicieron falta 3 minutos para que cayera el primer dardo ofensivo. Mbappé -que solo necesita unos centímetros para asesinar- aprovechó un genial centro de Verratti para buscar el hueco entre las piernas de los defensores y mandarla a las redes.

Llegaría el turno de Cavani, a los 44’, Neymar probaba con un contundente disparo desde el borde del área, el balón mal rechazado quedó para la cabeza de Mbappé, que a su vez, se la puso en la cabeza a Cavani para que solo la empuje dentro del arco. Con 0-2 se irían al descanso.

A regreso, los papeles no cambiarían, el empeñoso Anderlecht intentaba y buscaba, pero nada podía hacer.

Faltaba Neymar, pero no se quedaría sin darle una estocada al moribundo Anderlecht. En el 66 llegó su oportunidad, sería el encargado de cobrar una falta a pocos metros del borde del área, y, Neymar hizo su magia, un tiro libre ejecutado como solo los grandes lo pueden hacer, fue de esos tiros que da la impresión que quien lo ejecuta sabía que la barrera saltaría y que el balón podría pasar sin problema por abajo, nada que hacer para el portero Matz Sels.

A la fiesta también se unió Di María –entró por Cavani a los 74’- que marcó a los 88’, sin embargo no celebró, como si la fiesta que celebraba su equipo no le concerniera.

La NCM, el nuevo tridente ofensivo que se insinúa histórico

La tónica del partido fue siempre la misma, el PSG masacrando y el Anderlecht sin rendirse, buscando por lo menos el del honor, que por poco pudo llegar de los pies de Onyekuru, pero el palo impidió la hazaña. Demostrando que los belgas carecen de la sangre fría y de la precisión de cirujano que si tienen los franceses.

Pero no todo es perfección en la maquinaria de guerra parisiense, que en los continuos intentos del Anderlecht, dejó entrever una debilidad defensiva, que bien pudo deberse a la ausencia de Thiago Silva, pero que se mostró como la única nube en el claro horizonte de los franceses hacia escribir una historia de grandeza de la mano de sus tres asesinos con precisión de cirujano a la hora de utilizar un bisturí.

La NCM, es el nuevo tridente ofensivo que se insinúa histórico, los números lo respaldan, entre los tres consiguieron nueve de los doce goles que el PSG ha logado en los tres primeros partidos de la Champions League, sin duda una marca que los convierte en favoritos y en rivales temibles, que hasta el momento no han recibido un solo tanto en contra.

Con la goleada (0-4) al Anderlecht, la NCM firmó una actuación digna de los grandes que dejó al PSG como único líder de su grupo y a solo un paso de la clasificación a la siguiente fase.

Diario Deportivo. Nace con la intención de informar sobre las noticias más relevantes del mundo del fútbol. Se enfoca en las principales ligas y torneos de fútbol a nivel mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *