fbpx

El Real Madrid sigue sufriendo

En la Champions estamos acostumbrados a ver grandes encuentros, sobre todo cuando juega el Real Madrid, siempre deja ver su calidad y sobre todo deja ver que la esta es su competición, y como no, si es el actual campeón.

El martes, sin embargo, se vio sufrir al Real Madrid, dio la impresión que era un partido más de La Liga, donde los blancos, en esta temporada, están acostumbrados a sufrir para ganar y fallan ocasiones claras de gol. Pero, en esta ocasión, no fue ante un equipo español, fue ante el Tottenham de Pochettino que demostró ser un equipo muy trabajado tácticamente.

El partido vivido el último martes fue una batalla entre la calidad e improvisación del Real Madrid y el orden táctico de equipo de Pochettino, con un Madrid que intenta y buscaba pero no sabía cómo superara a un Tottenham que presionaba muy bien y que buscaba el gol en la contra. Con estas características, el partido era para cualquiera.

El encuentro arrancó con un cabezazo de Cristiano Ronaldo, que el palo detuvo, y con un penal de Casemiro a Llorente, penal a favor de los visitantes que el árbitro del compromiso no cobró, sin duda estos eventos pudieron cambiar el rumbo del partido. El gol llegó a los 28’ con una contra y un gran centro de Aurier que finalizó Varane en propia puerta. Este tanto golpeó a un Real Madrid descolocado, que si bien tenía el balón, no tenía ideas y estaba fuera de ritmo.

Isco, por su lado, estaba desaparecido, mérito de la buena defensa inglesa, pero pudo aparecer y cuando lo hizo el Madrid pudo llegar más al área de Lloris, sin embargo no es como para celebrar.

Cuando parecía que el descanso llegaba con el 0-1, una combinación entre Modric, Benzema y Kroos culminó en un penal que Aurier cometió contra el alemán, una sentencia dudosa, pero que el árbitro señaló. Cristiano Ronaldo sería el encargado de ejecutar la pena máxima y poner el 1-1 para luego ir al descanso.

En el segundo tiempo el Real Madrid salió con todo, acosando al Tottenham, entonces, fue el momento de Lloris, para evitar hasta en dos ocasiones el gol de los blancos que pudo llegar por medio de Benzema y de Cristiano, lamentablemente para los interés del Madrid, no pudieron batir al arquero francés que mantuvo segura la portería de los ingleses que supieron aparecer a partir de los 70’ aprovechando el cansancio de los locales, pero esta vez le tocaba brillar a Keylor Navas, que pudo detener el gol visitante que intentaba llegar por medio de Kane y Erikssen.

Zidanne buscaba definir el partido, intentando darle velocidad a su equipo con Marco Asensio, pero no sirvió de mucho.

El Madrid intentó hasta el final, es un mérito que no se le puede quitar, pero no encontró la forma de dañar a un Tottenham que se marchó más que satisfecho logrando un empate que les da más tranquilidad para el partido de vuelta en el Wembley.

Veremos en el partido de vuelta si los blancos son capaces de conseguir un triunfo que les permita acabar primeros del grupo H de la Champions y que pueda acabar, o por lo menos reducir, el sufrimiento del Real Madrid.

Diario Deportivo. Nace con la intención de informar sobre las noticias más relevantes del mundo del fútbol. Se enfoca en las principales ligas y torneos de fútbol a nivel mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *