fbpx

El Renacer de una España que deslumbra

Qué lejos queda ya la zozobra de 2014, con aquella desastrosa actuación en un mundial que todo español no quiere recordar y quiere dejar en el olvido, en aquel entonces la campeona del mundo tuvo un desastroso inicio de mundial en un grupo del que no pudo avanzar a la siguiente fase cayendo ante Holanda y Chile, y solo logrando una victoria ante una débil Australia y así se fue sin gloria por la puerta falta. E incluso, hace un poco más de un año, el calvario seguía rondando a la selección española, avivado por el tropiezo contra Italia en la EUROCOPA 2016, quien se convirtió en su verdugo y término sacándola de competencia en los octavos de final.

La selección española de fútbol ha arrancado la presente Clasificatoria al Mundial Rusia 2018 a lo grande. Sus sensaciones, inmejorables, remontan a unos datos históricos, de la época dorada del fútbol español marcada por las 3 copas (Eurocopa 2008 y 2012, y el mundial 2010) que quedarán en la retina de los españoles y todo el mundo.

Todo comenzó con Luis Aragonés. Quien logro agrupar y concretar un grupo que encandilo a todo el mundo. Logrando imponerles una identidad y un estilo de juego marcado e inconfundible, comenzando así España su dominio en Europa y extendiéndola por todo el mundo.

Después del tropiezo en Brasil y Francia, esta España, ahora mismo, es la mejor en ataque y defensa que ha conocido la era Julen Lopetegui. En el transcurso de la Clasificatoria viene invicta cosechando 5 victorias y tan solo 1 empate de visita ante la siempre difícil Italia, y en lo que va de la clasificatoria tan solo recibió 3 goles.

Esta noche no fue la excepción y la selección de España se impuso con claridad a Italia y la supero con una contundente victoria, consiguiendo de esta forma consolidarse en la punta y se asegura la clasificación al mundial de Rusia 2018.

El equipo de Lopetegui mostró que ha recuperado la idea futbolística y por la manera que tiene de jugar y de dominar el juego, destacando por la posesión, seguridad en el pase, desequilibrio, gracias a la calidad de jugadores con los que cuenta España con precisión extraordinaria en sus pases, con una velocidad muy buena y con gol, así lo dio a notar Isco.

Ahora es normal ver renacer la pasión, la emoción y la ilusión que se siente al ver jugar a tu selección. Con la reconstrucción del equipo fusionando experiencia con juventud, con jóvenes que llevan en la sangre esa identidad de juego y todo esto obedece únicamente a la calidad de los futbolistas y esa calidad lleva a una unión y una posesión de balón difícil de contener.

No me atrevo a decir que España ha vuelto a ser la de esa época dorada, que es la mejor de la historia, pero si puedo recalcar que ha vuelto a ser una de las más grandes, y por muchas razones pero sobre todo, por su idea futbolística y por su idea que tiene de jugar y dominar el juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *